Cómo calcular la concentración de sal necesaria para la piscina.

/Cómo calcular la concentración de sal necesaria para la piscina.

Cómo calcular la concentración de sal necesaria para la piscina.

Cómo calcular la concentración de sal necesaria para la piscina.
4.2 (83.33%) 6 votes

En una piscina de agua salada, el clorador salino necesita de una concentración de sal determinada para realizar el proceso químico de generación de cloro.

Piscina agua salada

Hay que eliminar la falsa creencia de que la sal solo se añade al agua inicialmente en la puesta en marcha del clorador o cada tres o cuatro años… Debéis tener en cuenta que la concentración de sal de la piscina se va reduciendo a lo largo de la temporada de baño con los lavados del filtro, la evaporación, el agua que sacan los bañistas… el agua que se repone o entra nueva en la piscina entra sin sal, lo que hace que se altere la concentración inicial.

Con esto no queremos decir que tengamos que estar echando sal al agua constantemente, pero sí conviene ir midiéndola cada cierto tiempo, sobre todo si nuestro clorador no lo hace automáticamente.

En este artículo os vamos a dar unas pautas sencillas para que vosotros mismos podáis calcular la sal que necesita vuestra piscina en cada momento.

Para medir la concentración de sal necesitais:

– Conocer los metros cúbicos (m3) de la piscina.

– Un test de salinidad.

Para calcular los metros cúbicos que tiene una piscina hay que tener en cuenta la superficie (largo y ancho) y la profundidad media.

Por ejemplo, una piscina de 7 m (largo) x 5 m (ancho) y una profundidad media de 1’50 m, tendrá 52’5 m3 (7 x 5 x 1’50 = 52’50).

En una piscina de agua salada, la concentración de sal debe situarse entre 4 y 7 ppm (partes por millón). Esto equivale a decir que tenemos que añadir al agua entre 4 y 7 kilos de sal por cada metro cúbico de agua.

El que la sal deba situarse dentro de este rango es porque la mayoría de cloradores del mercado no pueden trabajar por debajo de una concentración de 4 ppm o por encima de 7 ppm. A bajas concentraciones de sal, el clorador no puede generar el cloro necesario para la desinfección del agua y en concentraciones muy altas de sal se corre el riesgo de que las células electrolíticas se estropeen.

Como norma general, se suele mantener la sal en una concentración de 5 ppm, pero si lo que quereis es compensar las posibles pérdidas de sal y asegurar la cantidad necesaria para toda la temporada de baño, los cálculos los debereis hacer sobre 7 ppm.

Para este tutorial, nosotros vamos a tener en cuenta la concentración máxima de 7 ppm.

Caso 1: Primer aporte de sal, en la puesta en marcha del clorador salino.

Volviendo al ejemplo anterior, si la piscina tiene un total 52’5 m3, tendremos que añadir un máximo de 367’5 Kg de sal (52’5 x 7). Teniendo en cuenta que la sal se vende en sacos de 25 Kg, tendríamos que añadir unos 15 sacos de sal.

Caso 2: Puesta en marcha de la piscina en primavera.

Al principio de la temporada de baño, mediremos la concentración de sal en el agua con un test de salinidad. Solo tendremos que aportar la diferencia, lo que falte para empezar el verano con la máxima concentración (7 ppm).

Por ejemplo, si al medir con nuestro test de salinidad nos da como resultado que nuestra piscina tiene una concentración de 2 ppm, nos faltarían 5 ppm para llegar a los 7 que queremos. Simplemente tendríamos que multiplicar 5 por los metros cúbicos de la piscina. En el ejemplo anterior, tendríamos que echar al agua un total de 262’50 Kg (52’5 x 5 = 262’50). Trasladado a sacos de sal, serían en total 10 sacos de 25 Kg.

Como veis son cálculos muy sencillos que no llevan mayor complejidad. Nosotros hemos hecho los cálculos para el máximo de concentración de sal en el agua, pero son perfectamente válidos en caso de que querais aportar al agua una aportación media de 5 ppm.

Si quieres saber qué tipo de sal es ideal para la piscina, puedes consultar el siguiente artículo de nuestro blog (clic aquí).

Como siempre, recordaros que en nuestras tiendas de Daya Nueva y Elche podeis encontrar artículos para piscinas de agua salada, tales como test de salinidad, sal para la piscina, limpiador de electrodos, etc. En caso de duda, podeis consultar con nosotros (clic aquí).

¿Te ha parecido útil este artículo?

¿Nos regalas un comentario?

 

Comparte este artículo. Elige tu red social FavoritaShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Share on Google+
Google+
0Pin on Pinterest
Pinterest
0
By | 2017-06-22T09:53:18+00:00 09-06-2016|2 Comments

About the Author:

Como empresa de Materiales de Fontanería y Saneamiento queremos brindarte la información que necesitas en cada momento.

2 Comments

  1. un piscinero 24 febrero, 2017 at 22:29 - Reply

    gracias, muy claro y muy explicaivo…..y facil de entender….muchisimas gracias.

Leave A Comment