Mantenimiento del termo eléctrico: El ánodo de magnesio

/Mantenimiento del termo eléctrico: El ánodo de magnesio

Mantenimiento del termo eléctrico: El ánodo de magnesio

Mantenimiento del termo eléctrico: El ánodo de magnesio
Valora este artículo

A la hora de escoger un sistema de agua caliente para el hogar, muchos de nosotros optamos por instalar un termo eléctrico. La sola instalación del aparato no es suficiente, sino que se necesita de un pequeño mantenimiento que nos ayudará a la conservación del mismo.

Siguiendo ciertas indicaciones muy sencillas, además de mejorar la calidad del servicio del aparato, alargaremos la vida del mismo y nos ahorraremos de futuros problemas y disgustos.

El mantenimiento de un termo eléctrico se centra principalmente en la revisión anual del ánodo de magnesio.

¿Qué es el ánodo de magnesio?

Sin dar una definición técnica, podemos decir que el ánodo de magnesio (también llamado ánodo de sacrificio) es una especie de varilla, normalmente de acero, recubierta de magnesio. Es pieza principal en todos los termos, ya que lo protege del desgaste y la corrosión.

ánodo de magnesio

ánodo de magnesio en buen estado

Generalmente, las cubetas o acumuladores de los termos están fabricadas con acero vitrificado. Cuando éste se llena de agua, en su interior tiene lugar una reacción electrolítica que tiende a corroer sus paredes. Para protegerlo de dicha reacción, se incorpora el ánodo de magnesio.

El ánodo de magnesio absorbe esa actividad química producida por la oxidación, sufriendo ellos mismos el desgaste. De este modo, el elemento al que protegen (cuba del termo) permanece en buen estado. El magnesio y el aluminio son más reactivos que el acero, es por ello por lo que se utilizan como ánodos.

Hoy en día se emplea en todas las situaciones donde se necesita proteger un metal del agua.

En aquellas zonas geográficas donde el nivel de cal es muy elevado, es conveniente revisar el interior del termo cada año o año y medio, y sustituir el ánodo de magnesio.

Hay que decir que para cambiar el ánodo de magnesio se necesita de cierta habilidad, ya que en algunos casos supone desmontar el calderín del termo. En cualquier caso, siempre se puede contar con la ayuda de un profesional de la fontanería.

En la galería de imágenes siguiente puedes ver el estado de deterioro que presenta el ánodo de magnesio de un termo eléctrico averiado por efecto de la cal.

Comparte este artículo. Elige tu red social FavoritaShare on Facebook
Facebook
1Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Share on Google+
Google+
0Pin on Pinterest
Pinterest
0
By | 2017-06-13T10:49:55+00:00 03-12-2012|3 Comments

About the Author:

Como empresa de Materiales de Fontanería y Saneamiento queremos brindarte la información que necesitas en cada momento.

3 Comments

Leave A Comment