Cómo elegir el fregadero de la cocina

/Cómo elegir el fregadero de la cocina

Cómo elegir el fregadero de la cocina

Cómo elegir el fregadero de la cocina
Valora este artículo

Si hay una pieza fundamental en toda cocina, sin duda es el fregadero. Es el lugar donde pasamos la mayor parte del tiempo, y además en él realizamos la mayoría de las tareas de limpieza y preparación de los alimentos.

Fregadero Poalgi

Fregadero Kuma de Poalgi | Derechos Imagen: Poalgi

En el mercado existen una amplia variedad de fregaderos. A la hora de elegir el nuestro, además de fijarnos en el diseño, debemos tener en cuenta nuestras propias necesidades y características de nuestra cocina. Nosotros os vamos a dar una serie de indicaciones para elegir el fregadero de forma correcta.

1. El material.

Lo primero que debemos tener claro a la hora de elegir el fregadero de la cocina es el tipo de material que queremos para el mismo. Según el material del que están fabricados existen dos tipos:

Los fregaderos de acero inoxidable, como su nombre indica están fabricados en acero. Son los más robustos y duraderos, muy resistentes a golpes y altas temperaturas, y fáciles de limpiar.

Para los más escépticos a este tipo de material, decir que dentro de esta gama existen modelos que cuentan con un acabado microtexturado que, además de ser resistente a las manchas de agua y restos de cal, el entramado de su superficie refuerza su robustez y lo hace más resistente a las ralladuras y al paso del tiempo.

Fregadero Teka

Fregadero Expression de Teka |  Derechos Imagen: Teka

Los fregaderos sintéticos, que están fabricados de resinas, fibras u otros materiales sintéticos. Estos fregaderos son higiénicos y fáciles de limpiar, son inocuos para los alimentos y resistentes al rayado y a los rayos UV. La ventaja de este tipo de materiales es que permite fabricarse en una amplia gama de colores.

2. El tipo de encastre.

Una vez tengamos claro el tipo de material, la segunda cosa que debemos preguntarnos es ¿dónde vamos a colocar el fregadero? Ya sabemos que en la cocina ;), pero nos referimos a su colocación respecto de la encimera.

Por un lado están los fregaderos encastrables, que son los clásicos de toda la vida que se colocan sobre la encimera. Su montaje es bastante sencillo, aunque previamente tiene que haberse realizado el hueco en la encimera de la medida deseada. El fregadero se coloca desde arriba y se fija con unos anclajes. Pueden colocarse en cualquier tipo de encimeras y, en contra de lo que se cree, hay diseños bastante elegantes que logran dar un toque especial a cualquier cocina.

Por otro lado están los fregaderos de bajo encimera, como su nombre indica, se colocan bajo la encimera de la cocina, quedando perfectamente integrados en la bancada. Se suelen colocar en cocinas modernas con encimeras sintéticas o de silestone, y consiguen dar un estilo único.

Fregadero Poalgi

Fregadero Gandía bajo encimera de Poalgi | Derechos Imagen: Poalgi

La ventaja de este tipo de fregaderos es que se aprovecha mejor el espacio de trabajo, además de ser más fácil de limpiar. Hay quien es contrario a este tipo de fregaderos diciendo que la encimera puede desportillarse por el golpe accidental de los útiles de cocina, además de que el agua del grifo puede salpicar y encharcar la zona en torno al fregadero.

También existen fregaderos que una vez montados, quedan al mismo nivel de la encimera, formando una superficie completamente plana, donde el paso entre la encimera y el fregadero es prácticamente imperceptible.

3. Tamaño o medida.

Una vez tengamos claro el material y el tipo de encastre, lo único que nos quedaría ver para elegir el fregadero es el tamaño, para lo cual debemos tener en cuenta las dimensiones de la cocina y el espacio que disponemos en la bancada.

Podemos encontrar una amplia gama de fregaderos que prácticamente cubren todas las medidas posibles y variaciones para su instalación en el mueble. Existen fregaderos con una o dos cubetas, con o sin escurridera, con cubeta auxiliar… También, existen modelos que juegan con la profundidad de las cubetas, con el acabado de los bordes (biselados) y con el acabado de los cantos (redondeados o rectos).

Si hemos elegido un fregadero de fibra, sólo quedaría elegir el color, muchas veces imprescindible para dotar a la cocina de un estilo único. La firma de fregaderos Poalgi, además de la carta de colores que dispone, fabrica fregaderos de colores personalizados. ¿Quieres un fregadero con el pantone de moda de esta primavera? Poalgi te lo hace.

Si buscas diseño, Teka dispone una gama de fregaderos muy atractivos que combinan el acero inoxidable con cristal negro de alta seguridad.

Fregadero Teka

Fregadero i-Sink de Teka con control electrónico | Derechos Imagen: Teka

Mucho más que un fregadero.

Las grandes firmas van avanzando en diseño e innovación y ofrecen productos que introducen nuevas características al fregadero. Es el caso del i-Sink de Teka, que fusiona fregadero y grifo. Este fregadero incluye un centro de control que regula de forma electrónica la temperatura y el agua procedente del grifo de la cocina.

Imágenes: Teka y Poalgi.

Comparte este artículo. Elige tu red social FavoritaShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Share on Google+
Google+
0Pin on Pinterest
Pinterest
0
By | 2017-06-13T11:49:49+00:00 22-05-2013|1 Comment

About the Author:

Como empresa de Materiales de Fontanería y Saneamiento queremos brindarte la información que necesitas en cada momento.

One Comment

Leave A Comment