Si os fijáis, en las últimas tendencias en baños, podéis ver cómo las duchas tienden a hacerse de obra, es decir, directamente en el suelo, sin plato de ducha. La ventaja de estos sistemas es que pueden hacerse a la medida deseada y adaptarlo al espacio disponible, además de poderlo revestir con los materiales y acabados deseados.

Sin entrar en materia sobre los posibles inconvenientes de este tipo de duchas por las posibles filtraciones de agua que puedan plantear por no aislar bien la zona; muchas veces, nos encontramos con el problema de los malos olores.

Cuando optamos por hacer un plato de ducha de obra, se hace imprescindible instalar un buen sumidero que evite tanto el retorno del agua como el de los malos olores.

El fabricante de racores GEBO ha ideado un nuevo sistema sifónico que incorpora una membrana de silicona que hace la función de sifón en seco.

Composición sumidero en acero inoxidable

Composición canaleta de ducha

Esquema funcionamiento canaleta ducha

Esta membrana se ajusta de forma perfecta en el desagüe, es fácil de instalar y de limpiar en caso de necesidad. Su funcionamiento es realmente sencillo. Ésta se abre cuando comienza a recibir el agua y la evacúa por el desagüe. Permanece cerrada cuando deja de recibir el agua, por lo que también cierra el paso al aire que podría provenir de tuberías y desagües, eliminando así la posibilidad de malos olores.

Membrana de silicona

La ventaja de este tipo de sistema es que es completamente accesible e inspeccionable en caso de tener que limpiar el desagüe o reponer algún componente.

Para adaptarse a las necesidades de cada hogar, Gebo dispone de una amplia gama de sumideros y canaletas para ducha y terrazas que incorporan este sistema de membrana y que por su diseño y características, se integran completamente en el espacio.

A continuación, os dejamos con un vídeo de su funcionamiento e instalación.

Imágenes: Gebo