Tipos de limpiafondos para piscina

/Tipos de limpiafondos para piscina

Tipos de limpiafondos para piscina

Tipos de limpiafondos para piscina
Valora este artículo

El limpiafondos es un artículo básico en el mantenimiento de la piscina, ya que gracias a él podemos eliminar la arena, hojas secas y otras partículas que se han depositado sobre el suelo de la piscina.

En el mercado existe una amplia gama de limpiafondos para piscina. En este artículo vamos a tratar los tipos de limpiafondos según  su funcionamiento.

limpiafondos para piscina

Limpiafondos automático hidráulico por presión | Derechos imagen: Photo Monkey (www.flickr.com/photos/photomonkey)

1.- Limpiafondos manuales.

Son los más comunes y utilizados en la limpieza de la piscina, pero también los más duros y pesados, por lo que implica la tarea de limpiar la piscina de forma manual. Para su uso es necesario disponer de un mango telescópico y una manguera autoflotante.

Su funcionamiento es muy sencillo, similar al de un aspirador doméstico. Uno de los extremos de la manguera autoflotante se conecta a la toma que incorpora el limpiafondos y el otro extremo, se conecta a la toma barredera (toma de aspiración de la piscina). Se va pasando el limpiafondos por toda la superficie del suelo o por aquellos puntos que se quiere limpiar. Éste va absorbiendo toda la suciedad gracias a la propia succión de la bomba de filtración de la piscina. Los residuos sólidos se quedan retenidos en el prefiltro que incorpora la bomba. Otros pasan directamente al filtro.

2.- Limpiafondos automáticos.

Dentro de la gama de limpiafondos automáticos, podemos encontrar a su vez tres tipos.

Los limpiafondos automáticos hidráulicos por aspiración, que incorporan una manguera flexible que se conecta a la toma de barredera de la piscina. Funcionan gracias a la propia succión de la bomba de filtración, siendo capaz de aspirar toda la suciedad del fondo y, en función del aparato, también de las paredes. Al igual que ocurre con los limpiafondos manuales, la suciedad queda retenida en el prefiltro que incorpora la bomba de filtración.

limpiafondos automático hidráulico por aspiracion

Limpiafondos automático hidráulico por aspiración Mamba de AstralPool | Derechos Imagen: AstralPool

Los limpiafondos automáticos hidráulicos por presión, que funcionan por la presión del agua proveniente de la bomba de la piscina. La misma presión es la que permite al limpiafondos desplazarse por la piscina e ir recogiendo toda la suciedad. Estos limpiafondos suelen incorporar una especie de bolsa que funciona como filtro.

Un inconveniente de estos limpiafondos es que no son muy eficaces en la limpieza de las paredes. Además, no son capaces de retener en la bolsa o filtro las partículas más pequeñas.

Los limpiafondos automáticos eléctricos tienen un funcionamiento autónomo, no necesitan conectarse al sistema de filtración de la piscina. Funcionan gracias a una corriente eléctrica de baja intensidad. El limpiafondos se va moviendo por el fondo de la piscina gracias a los motores que incorpora.

Estos aparatos incorporan un cepillo de limpieza que desincrusta la suciedad de cualquier superficie. La suciedad aspirada queda retenida en los filtros que incorpora. Según el modelo de limpiafondos, es capaz de limpiar hasta paredes y la línea de flotación.

Los modelos más completos y sofisticados incluyen mando a distancia para un manejo manual, programador de horario, sistema electrónico antinudos para el cable, y carrito de transporte.

Limpiafondos automático eléctrico Pulit Advance 7 de AstralPool

Limpiafondos automático eléctrico Pulit Advance 7 de AstralPool | Derechos Imagen: AstralPool

Si optáis por este tipo de limpiafondos, y dado que la inversión es relativamente importante, es necesario dedicarle ciertos cuidados.

Por un lado, nunca debe dejarse el limpiafondos dentro de la piscina durante toda la temporada de verano, aun cuando no esté conectado a la red eléctrica. Después de cada uso conviene sacarlo de la piscina y extender el cable para después enrollarlo debidamente. Esto se hace para evitar que el sistema antinudos que incorpora el cable coja vicios innecesarios y deje de funcionar como es debido. También conviene limpiar los filtros después de cada uso, aun cuando no estén sucios.

Por otro lado, es recomendable guardar el limpiafondos, ya sea manual o automático,  en un lugar seco, preferiblemente a la sombra, con el fin de evitar que el sol pueda dañar las gomas, rodillos u otros accesorios. Llevando un poco de cuidado podemos asegurarnos un buen funcionamiento del aparato por muchos años.

Comparte este artículo. Elige tu red social FavoritaShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Share on Google+
Google+
0Pin on Pinterest
Pinterest
0
By | 2017-06-13T11:47:42+00:00 11-06-2013|3 Comments

About the Author:

Como empresa de Materiales de Fontanería y Saneamiento queremos brindarte la información que necesitas en cada momento.

3 Comments

Leave A Comment